¿Qué son los TEA?

El Trastorno del Espectro del Autismo (en adelante TEA) se refiere a un conjunto de alteraciones del sistema nervioso central que afectan al desarrollo de una persona desde la primera infancia.

Este término se utiliza para describir un grupo de trastornos muy complejos y que afectan a cada persona de forma muy diferente.
Sin embargo, aunque con diferentes niveles y grados de afectación, todas las personas con TEA presentan dificultades en 2 áreas fundamentales del desarrollo:

  • Comunicación social, que comprende habilidades a nivel de comunicación e interacción social.
  • Conductual, ya que presentan un repertorio de intereses restringidos y comportamientos repetitivos.

Ver más….

Las personas con TEA presentan dificultades persistentes en la comunicación e interacción social, manifestada por deficiencias en la reciprocidad socioemocional, deficiencias en conductas comunicativas no verbales utilizadas en la interacción social y dificultad en el desarrollo, mantenimiento y comprensión de las relaciones sociales.
Presentan, a su vez, patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades que se manifiestan por movimientos, utilización de objetos o habla estereotipada, insistencia en la monotonía, excesiva inflexibilidad de rutinas o patrones ritualizados de comportamiento, intereses muy restringidos y fijos o hiper-hiporeactividad a estímulos sensoriales.

Estos síntomas están presentes en las primeras fases del periodo del desarrollo (pero pueden no manifestarse totalmente hasta que la demanda social supera las capacidades limitadas o pueden estar enmascarados por estrategias aprendidas en fases posteriores de la vida). Dichos síntomas causan un deterioro clínicamente significativo en lo social, laboral u otras áreas del funcionamiento habitual de la persona. Requiere de apoyos individualizados, especializados y basados en la evidencia científica a lo largo de las distintas etapas de la vida y en los diferentes contextos en los que se desenvuelve la persona.

Impacta no sólo en la persona sino también en su familia.